Consultoria Sistémica

La consultoría sistémica trabaja con las organizaciones, asumiendo que son sistemas complejos. Como tales, más que su nombre, su tarea, las personas que trabajan en ella, y las interacciones de éstas, las organizaciones tienen un principio que las rige, un propósito en la vida. Y es con esta mirada, con la que podemos contemplar la Organización como un iceberg. Exploramos la parte emergida (realidad consensuada), para descubrir cómo es la parte sumergida que la sustenta (realidad no consensuada). Tratamos de intuir cual es su forma de "ser", de existir, de relacionarse con las personas, y con el resto de organizaciones.


Las organizaciones, como sistemas complejos, son muy similares a los organismos vivos. Nacen primero en la mente de su fundador, como una idea, y posteriormente, con la energía suficiente y unas condiciones favorables, toman forma física, con un nombre, una identificación fiscal, un espacio  físico, y un equipo de personas que interactúan en ese espacio.

Además de ésto, nacen a la vida de una forma menos tangible; nacen como proyecto personal del fundador, como respuesta a una misión inconsciente de su creador, a una necesidad de su entorno actual. De este modo, las organizaciones se autodefinen en torno a un principio rector que determina su propósito, su misión vital, muchas veces de una forma no consciente, no explícita.


Una forma de organización muy habitual es la empresa familiar. Este tipo de empresa es extremadamente compleja, al crearse por personas de una misma familia (otro sistema complejo); la variedad que nos podemos encontrar es muy grande. Para estas personas vinculadas familiarmente, el proyecto de empresa se convierte en algo que necesita mucha energía, muchos cuidados para su crecimiento y desarrollo, y en ocasiones se convierte en otro miembro más de la familia.

Cuando miramos a la organización familiar en acción, nos encontramos la convivencia de dos ámbitos dentro de la misma, el ámbito familiar y el laboral. En esta coexistencia, se mezclan los roles familiares con los roles organizacionales; quien en la empresa es gerente, puede ser en la familia, hermano, padre, madre o hijo; las relaciones familiares se trasladan al ámbito laboral y viceversa, llegando un momento en que las personas no son capaces de distinguir cual es su rol en cada ámbito. Esta incesante interacción, a menudo estresa los ambientes, las personas, y las relaciones, llegando a convertirse en un reto para todos los participantes y trabajadores de la organización.

Además, en algún momento, las empresas familiares suelen afrontar un relevo generacional, y es en este momento donde las tensiones entre los sistemas familiar y laboral se hacen más evidentes.  En consultoría sistémica, trabajamos, también, para acompañar este proceso y a las personas que intervienen.

Este servicio personal, confidencial y profesional lo ofrecemos en el País Vasco. Si conoces a alguien a quien pudiera interesar, te agradeceríamos que le invitaras a ponerse en contacto con nosotros a través de nuestra red profesional.

Muchas gracias por prestarnos tu atención.


Equipo de utilitas.org

Entradas populares de este blog

Septiembre

Mirando la competencia desde la abundancia