Llanto desconsolado

Cuando el calor emocional sube por mi garganta y quema mis globos oculares... ya es tarde para negar lo evidente, el llanto desconsolado socialmente incomprendido es preferible al triste intento entrecortado de contener la vida.

Entradas populares de este blog

Regala(te) coaching

Septiembre

Mirando la competencia desde la abundancia